¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Compartir

Tarros con hierbas orientales en farmacia chinaLa Fibromialgia(1) es una afección crónica de etiología desconocida, caracterizada por la presencia de dolor crónico musculoesquelético generalizado, con bajo umbral de dolor, hiperalgesia y alodinia (dolor producido por estímulos habitualmente no dolorosos).


En estos pacientes, la presencia del dolor crónico suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente fatiga y problemas de sueño, pero también pueden estar presentes parestesias, rigidez articular, cefaleas, sensación de tumefacción en manos, ansiedad y depresión, problemas de concentración y memoria. El curso natural de la FM es crónico, con fluctuaciones en la intensidad de los síntomas a lo largo del tiempo.


No se conoce(2) la causa de esta alteración, pero se piensa que hay muchos factores implicados. Hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente y en otras comienza después de procesos identificables, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, una separación con el cónyuge, etc. En otros aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida (p.e: artritis reumatoide,…). Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que lo que probablemente hacen es despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación en su capacidad de respuesta a determinados estímulos. Es muy probable que una respuesta anormal a los factores que producen estrés desempeñe un papel importante en este proceso. Se han detectado en el sistema nervioso de personas con fibromialgia, niveles bajos de algunas sustancias importantes en la regulación del dolor (particularmente la serotonina).


El diagnóstico(1) de la FM es clínico, por la falta de una prueba objetiva y no se apoya, por tanto, en ninguna prueba analítica, de imagen o anatomo-patológica específica.


El síntoma(1) clave es el dolor generalizado, que se agrava con el estrés, la activación emocional, el frío o la actividad física mantenida. El dolor se acompaña frecuentemente de rigidez articular matutina, parestesias en manos y pies, fatigabilidad-astenia y alteraciones del sueño. Otros síntomas que con frecuencia acompañan a la FM son cefaleas, acúfenos, inestabilidad, alteraciones de la concentración o de la memoria, disfunción temporomandibular, dolor miofascial y clínica compatible con colon irritable. Los pacientes con FM presentan frecuentemente intolerancia a estímulos, olfativos y auditivos, por lo que se deben recoger las condiciones del entorno que puedan ser perjudiciales.


El diagnóstico(1) de la FM se basa, exclusivamente, en la clínica que manifiesta el paciente:
-historia de dolor generalizado durante, al menos, tres meses y presentes siguiendo una distribución específica en el cuerpo.
-dolor a la presión de, al menos, 11 de los 18 puntos (nueve pares) que corresponden a áreas muy sensibles para estímulos mecánicos, es decir, con bajo umbral para el dolor por estímulos mecánico.
-los puntos dolorosos no deben presentar signos inflamatorios.


Tratamiento farmacológico(1):
No hay ningún fármaco aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ni por la Agencia Europea de Medicamentos con indicación específica para FM. Sólo unos pocos fármacos han demostrado eficacia de forma consistente en ECCA en algunos de los síntomas de la FM.
Se describen las principales alternativas:
Antidepresivos, ciclobenzaprina, pregabalina, tramadol, paracetamol, glucocorticoides, AINES,….


Tratamiento rehabilitador y físico(1):
Existe un acuerdo prácticamente unánime en que los programas de ejercicios deben ser una de las recomendaciones básicas en pacientes con FM. Se deben valorar fundamentalmente tres alternativas:
1. Ejercicios aeróbicos. Utilizan grandes grupos musculares involucrándolos en movimientos repetidos, con aumento de la frecuencia cardiaca pero sin superar el umbral anaeróbico (hasta 70-85% de la frecuencia cardiaca máxima para la edad).
2. Ejercicios de fortalecimiento muscular. Pretenden mejorar la fuerza, resistencia y potencia muscular realizando contracciones musculares contra determinadas resistencias como bandas elásticas, pesas o el propio peso del paciente.
3. Ejercicios de estiramiento o flexibilidad. Su objetivo es mejorar la flexibilidad muscular y de los tejidos blandos.
En una revisión de 2009, se localizaron 18 ECCA publicados posteriormente a la revisión Cochrane y que confirman que ejercicios de baja intensidad e individualizados, de diferentes tipos, pueden mejorar la función y reducir los síntomas.

Revisiones y estudios publicados de la efectividad de la Acupuntura sobre la Fibromialgia


1)Revision Cochrane sobre Acupuntura para el tratamiento de la Fibromialgia de 2013.(3)

Conclusión de los autores
“Si comparamos el tratamiento convencional de la fibromialgia frente a la acupuntura, hay un nivel moderado de evidencias que indican que la acupuntura disminuye el dolor ,la rigidez, la fatiga, el insomnio y mejora el bienestar”

 Implicaciones para la práctica

“Existe un nivel moderado de evidencias que apoyan el uso combinado de la acupuntura junto con el tratamiento convencional y el ejercicio físico. La evidencia sugiere que se deben realizar al menos 2 sesiones semanales, durante al menos 4 semanas, con una duración aproximada de sesión de unos 25 minutos”
“Al igual que cualquier tratamiento para el dolor crónico, es probable que se requiera mantener en el tiempo el tratamiento de acupuntura para obtener beneficios a largo plazo”.
La acupuntura como un tratamiento complementario
“Se valoró el dolor mediante una escala numérica de 0-100, siendo 100 la expresión de un dolor severo. Los pacientes que realizaron un tratamiento combinado de medicación + ejercicios+acupuntura puntuaron su nivel de dolor después de 20 sesiones, 30 puntos inferior a la puntuación inicial-en términos globales-“.


2)“Efectividad de la terapia acupuntural en el alivio del dolor en pacientes con fibromialgia”(4)
Objetivos del estudio:
Valorar la efectividad de la acupuntura como terapia complementaria en la reducción del dolor en grupos apareados (antes-después) de pacientes con fibromialgia en condiciones de práctica clínica real. Conocer en qué proporción disminuye el consumo de analgésicos en estos pacientes tras un ciclo de acupuntura. Determinar las reacciones adversas debidas a acupuntura.
Resultados:
Tras la aplicación de un ciclo de acupuntura, el total de la escala de dolor disminuyó en el 51,5%; la intensidad, en el 46,9%; la frecuencia, en el 41,3%; el consumo de analgésicos, en el 54,3%; la discapacidad, en el 46,2%, y el sueño, en el 64,4%.
El 26,2% de los sujetos presentaba intolerancia a fármacos.
Conclusión:
La acupuntura es muy efectiva en el tratamiento complementario del dolor en pacientes con fibromialgia y consume escasos recursos. La reducción en la ingesta de fármacos en este tipo de pacientes se traduce en un incremento de la calidad de vida, disminución de efectos secundarios, reducción del coste para el sistema sanitario y aumento de la satisfacción del usuario.


3)“Efectividad de la acupuntura en el alivio del dolor refractario al tratamiento farmacológico convencional”(5)
Objetivos:
Valorar la efectividad global de la acupuntura como terapia complementaria en la reducción del dolor crónico en grupos apareados (antes-después) de pacientes en condiciones de práctica clínica real. Conocer en qué proporción disminuye el consumo de analgésicos en estos pacientes tras un ciclo de acupuntura. Determinar las reacciones adversas debidas a acupuntura. Distinguir la efectividad de la acupuntura en la reducción del dolor en diversas patologías para averiguar en cuáles es más efectiva.
Resultados:
Tras la aplicación de un ciclo de acupuntura, el total de la escala de dolor disminuyó en un 60,6%; la intensidad en un 55,5%; la frecuencia en un 51,2%; el consumo de analgésicos en un 68,2%; la discapacidad en un 59,9%; el sueño mejoró en un 74,1%. Las patologías más frecuentes fueron lumbalgia, fibromialgia y cefalea. No se observaron efectos adversos de la acupuntura.
El 11% de los sujetos presentaba intolerancia a fármacos.
Conclusiones:
La acupuntura es un procedimiento que consume escasos recursos y es altamente efectiva en el tratamiento complementario del dolor crónico. La reducción en la ingesta de fármacos en pacientes con dolor se traduce además en un incremento de la calidad de vida, disminución de efectos secundarios, reducción del coste para el sistema sanitario y aumento de la satisfacción del usuario. Es necesario realizar estudios más amplios para concretar cuáles son las patologías en las que se debería considerar la acupuntura como de primera elección.


Referencia a la publicación:


https://www.msssi.gob.es/profesionales/prestacionesSanitarias/publicaciones/docs/fibromialgia.pdf (1)
http://www.ser.es/ArchivosDESCARGABLES/Folletos/24.pdf (2)


Referencia a los estudios:

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD007070.pub2/abstract (3)
Acupuncture for treating fibromyalgia. John C Deare1, Zhen Zheng2,*, Charlie CL Xue2, Jian Ping Liu3, Jingsheng Shang4, Sean W Scott5, Geoff Littlejohn6Editorial Group: Cochrane Musculoskeletal Group. Published Online: 31 MAY 2013


http://zl.elsevier.es/es/revista/revista-internacional-acupuntura-279/efectividad-terapia-acupuntural-alivio-dolor-pacientes-fibromialgia-13148703-articulo-espanol-2010. (4)
Revista Internacional de Acupuntura, Volume 4, Issue 1, Pages 52-58
Eliseo Collazo Chao


http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1134804609709140 (5)

Efectividad de la acupuntura en el alivio del dolor refractario al tratamiento farmacológico convencional.Revista Sociedad Española del Dolor, publicado en Marzo de 2009. E. Collazo Chao

Compartir

Diplomado universitario en Enfermería

Experto universitario en Medicina Tradicional China y Acupuntura por la Universidad de Málaga

Nº COL: 13.020

Acupuntura Costa del Sol colabora con la asociación PROSA.